Costras en un injerto capilar: ¿Qué debemos tener en cuenta?

¿Te has realizado un injerto capilar y ya han aparecido las costras? Si es así continúa leyendo porque a continuación vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre las costras en un injerto capilar: ¿Qué debemos tener en cuenta?

Los primeros días tras la intervención pueden resultar algo complicados, en lo que a estética se refiere sobre todo, al surgir estas pequeñas costras por toda la zona donde se han implantado las unidades foliculares. Es una fase del proceso que es completamente normal y entra dentro del posoperatorio de un injerto capilar. No obstante, es cierto que podemos estar algo incómodos y no saber del todo bien qué hacer con las costras en un injerto capilar. Por este motivo, desde MC360 te resolvemos las principales cuestiones sobre ello.

 

¿Qué son las costras en un injerto capilar? ¿Por qué salen las costras después de un microinjerto capilar?

Lo primero de todo es conocer qué son realmente las costras en un injerto capilar. Éstas son la forma que tiene nuestro cuerpo de responder a las incisiones realizadas durante la intervención de un implante capilar.

Uno de los pasos que se siguen durante el proceso de un injerto capilar es la fase de las incisiones. Para ello, el médico al cargo de la cirugía hace uso de un bisturí con el que, en un ejercicio de precisión, realiza una a una las incisiones en las que posteriormente se implantarán las unidades foliculares extraídas de la zona donante. Es a causa de estas incisiones por lo que surgen las costras en un injerto capilar.

No obstante, cabe destacar que el instrumento que se usa no es uno cualquiera, sino que se trata de un bisturí de punta de zafiro. Su uso tiene una serie de beneficios entre los que destaca la reducción del número de costras que saldrán después. Esto se debe a que se consigue que el sangrado durante la intervención sea menor y el proceso de cicatrización de mayor calidad.

¿Por qué surgen costras en un injerto capilar?

Como ya se ha comentado antes, las costras en un injerto capilar surgen debido a las incisiones que se realizan en la zona afectada por la calvicie.

En el momento en el que se realiza cualquier tipo de punción sobre el cuero cabelludo se producen edemas y, en consecuencia, se liberan líquidos que al entrar en contacto con el exterior y restos de piel muerta se endurecen y se forman las costras.

¿Cuánto tiempo duran las costras después del trasplante capilar?

El proceso de aparición y retirada de las costras podría decirse que es el más rápido dentro del posoperatorio de un implante capilar.

Así, las costras en un injerto capilar suelen aparecer a los dos o tres días después de la intervención. A su inicio, éstas están muy duras y agarradas al cuero cabelludo y seguirán muy fijas durante aproximadamente una semana o diez días, dependiendo de cada caso.

Las costras comenzarán a caerse progresivamente y por sí solas a partir de los diez días tras el injerto capilar.

 

¿Cómo se quitan las costras en un injerto capilar?

Una de las cuestiones más importantes en relación a las costras en un injerto capilar es la forma en la que se quitan. Debemos tener muy en cuenta que no debemos arrancarlas o manipularlas agresivamente bajo ningún concepto, ya que de esta forma estaremos poniendo en un grave riesgo la supervivencia de los injertos.

En este sentido, debemos dejar que las costras caigan por sí solas. En la cura de los diez días que ofrecemos en MC360, nuestro equipo de Tricología se encarga de realizar el lavado y desinfección de la zona en la que se caerán por sí solas la mayoría de las costras. Además, te explicarán paso por paso cómo realizar los lavados en casa con total seguridad y comodidad.

Es altamente recomendable el uso de agua termal cada dos horas en la zona de los injertos para mantener hidratada la zona en todo momento. De esta forma las costras se irán ablandando y resultará más sencillo que se desprendan. Con el agua termal también conseguimos aliviar ciertos picores o molestias que podamos tener en la zona intervenida, así como en el área donde se han extraído las unidades foliculares.

Posoperatorio de un injerto capilar: ¿Qué hay que tener en cuenta?

En relación al cuidado de las costras, así como al éxito de los resultados del implante, es verdaderamente importante cumplir con todas y cada una de las normas posoperatorias facilitadas por nuestro equipo médico. Se trata de una parte fundamental de la que depende en gran medida que los resultados del injerto capilar sean exitosos.

¿Qué es lo que debemos tener en cuenta durante el posoperatorio? ¡Te lo contamos!

Dormir incorporados los primeros días del injerto capilar

Durante los primeros días después del injerto capilar deberemos dormir incorporados. Esto se hace para evitar que los líquidos usados durante la intervención bajen a la cara provocando hinchazón.

Además, no se puede tocar la cabeza ni realizar actividades que supongan agacharse.

No tomar té ni café después de la cirugía capilar

Hasta pasados los diez días, no podemos tomar ni té ni café. El alcohol y las sustancias estupefacientes también están contraindicadas.

Por otra parte, el consumo de tabaco es perjudicial para los injertos. Por ello, en el caso de no poder dejarlo, es necesario reducir considerablemente su consumo.

Lavar el pelo todos los días para prevenir infecciones después del injerto capilar

Es muy importante tener en cuenta que debemos tener una higiene impecable tanto en la zona de los injertos como en la donante. Para ello tenemos que lavarnos el pelo después del injerto capilar a diario, eso sí, siguiendo todas las indicaciones tricológicas y médicas.

Evita la exposición solar para proteger el trasplante capilar

El sol es el enemigo del injerto capilar. Por ello, no podemos exponernos directamente al sol durante el primer mes. Saber cuándo tomar el sol después de un injerto capilar es muy importante para evitar posibles complicaciones.

El agua de mar y la piscina también tenemos que evitarlas durante el primer mes.

Cuidado con las gorras durante los primeros días 10 del microinjerto capilar

Sabemos que durante los primeros días lo único que queremos es cubrir la cabeza ya que estéticamente no nos gusta. No obstante, debemos evitarlo a toda costa al menos durante los primeros días y, en el caso de usarlas, que sean holgadas y no rocen con los injertos.

Evita el deporte al menos los primeros 15 días después del injerto capilar

Una sudoración excesiva puede también provocar complicaciones, por lo que es necesario no hacer deporte al menos los primeros diez días. A partir del décimo día, es posible realizar ejercicio ligero que no suponga sudar en exceso. El deporte normal podremos retomarlo al mes del injerto capilar.

¿Tienes alguna pregunta? ¡Cuenta con MC360, tu clínica capilar Madrid!

En MC360 estamos para ayudarte en todo el proceso de tu injerto capilar. Somos expertos en medicina capilar y disponemos de un equipo médico y de asesoría altamente cualificado y experimentado en el sector que resolverán todas las dudas que puedas tener.

Puedes llamarnos al 911011340 y pedir tu cita con asesoría y primer diagnóstico completamente gratuito.

¡Estaremos encantados de atenderte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dr. Gómez

Adjunto a Dirección Médica

 
Información destacada:
2019-2020. Máster internacional en trasplante capilar con técnica FUE. UCAM
2018- 2019. Master Medicina Estética. Universidad Rey Juan Carlos.
2011-2015 MIR Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria.
2004-2010 Licenciado en Medicina. Universidad Complutense de Madrid.
Abrir chat
Call Now Button