Injerto Capilar sin rapar

La técnica de injerto capilar con la técnica FUE de manera convencional supone el rasurado de la zona donante de la que se extraen las unidades foliculares que posteriormente serán implantadas en la zona receptora.

Cada vez son más el número de personas que buscan un trasplante capilar sin rasurar, especialmente mujeres, ya que ellas suelen tener el cabello más largo y este hecho puede resultarles incómodo por lo poco estético que supone llevar el pelo rapado durante una larga temporada.

Evitar el rasurado de la zona donante y receptora es un aspecto cada vez más valorado por los pacientes que vienen a MC360, por eso para ellos ponemos a su disposición la técnica de injerto capilar sin rasurar o rapar, también conocida como FUE Patchy.

¿Cómo ser realiza el injerto capilar sin rasurar o rapar?

Para llevar a cabo este procedimiento usamos el método FUE (Follicular Unit Extraction) que supone la extracción individual de cada folículo piloso. No rapamos el área donante, y utilizando unos dispositivos con visión microscópica vamos extrayendo de uno en uno cada unidad folicular que posteriormente serán trasplantadas en la zona receptora.

A la hora de repoblar la zona receptora con esta técnica también tenemos la opción de no rasurar esta área, permitiéndonos ir implantando cada unidad folicular extraída entre el pelo natural del paciente.

Dentro de un injerto capilar sin rasurar disponemos de dos tipos de técnicas:

1) Rasurando la zona donante y manteniendo intacta la zona receptora.

En esta variante usamos igualmente la técnica FUE convencional, teniendo en cuenta que para el proceso de implantación debemos ser especialmente cuidadosos a la hora de ir separando el pelo nativo e implantando cada unidad folicular en la zona en la que sea necesaria pelo.

Usamos esta técnica en pacientes que necesiten redensificar una determinada zona del cuero cabelludo y que nunca hayan llevado esa zona completamente rapada, con esto conseguimos más comodidad para ellos y que no vean como una limitación el injerto capilar por el hecho de tener que raparse la cabeza.

Los pasos a llevar a cabo son exactamente los mismos que los que realizamos en el injerto capilar FUE, obviando evidentemente, la parte de rasurado de la zona donante.

2) Rasurando la zona donante en microtiras, ventanas o flaps.

En esta modalidad lo que hacemos es rasurar pequeñas zonas del área donante que quedarán cubiertas con el propio pelo del paciente. Se puede llevar a cabo una, dos o más ventanas. Estas ventanas que vamos realizando suponen una limitación a la hora de extraer folículos y no suele aconsejarse en pacientes que necesiten más de 1.500 uf.

Esta técnica está desaconsejada en pacientes que necesiten repoblar una gran cantidad de pelo en su cabeza debido a las limitaciones de obtención de uf que supone la realización de estas ventanas, tiras o flaps.

Resultados

Gracias al cabello que ya tiene el paciente en la zona podremos mostrar mayor densidad, pudiendo así apreciar los resultados que obtendrá al cabo de unos meses.

Las pequeñas costras que se producen al extraer los folículos quedan completamente curadas en torno a una semana de la intervención, aunque en este caso como el cabello no se rasura esas pequeñas heridas serán indetectables desde el mismo momento de la intervención, no dejando ningún rastro visible tras la misma ya que quedan tapadas con el propio pelo.

El injerto capilar sin rasurar es una técnica de implante de pelo mínimamente invasiva que se realiza con anestesia local, 100% segura, no generando ningún tipo de molestia y garantizando una total comodidad para el paciente durante toda la intervención.

Tras la intervención el paciente podrá irse a su domicilio y realizar una vida normal, con reposo relativo durante cuatro o cinco días para la cicatrización adecuada las pequeñas costras.

Este pelo trasplantado se caerá en torno a la semana de la intervención y comenzar a crecer de forma natural a los 2 meses con un ritmo de aproximadamente un centímetro por mes.

Fases de realización del Injerto Capilar sin rasurar

1. Elección de técnica

En este caso, no rasuramos irremediablemente la zona donante como se hace habitualmente en la técnica FUE. Si usamos la segunda variante, realizaremos un rasurado menor por microtiras, ventanas o flaps.

2. Aplicación de anestésia local

El paciente se coloca boca abajo en la camilla. En la región donante se aplica anestesia local, por lo que el paciente permanece despierto y consciente durante todo el procedimiento.

3. Extracción de las unidades foliculares

Las unidades foliculares se extraen de la zona donante con punch de 0,8 mm a 1 mm de diámetro.

Los injertos se seleccionan, se revisan y se colocan para ser posteriormente injertados. Se ordenan por número de folículos que componen cada unidad folicular y se dejan en reposo bañados en una disolución con suero fisiológico hasta que llegue el momento de su implantación.

4. Realización del injerto de las unidades foliculares

El procedimiento de injerto se realiza igual que con la técnica FUT.

Se realizan los orificios por donde se van a injertar los folículos, teniendo en cuenta varios aspectos de los que dependerá un resultado con la mayor densidad posible y la máxima naturalidad.

Contacto

Clínica MC360

Paseo del Pintor Rosales 76, Madrid

+34 911 011 340

+34 676 411 153

pacientes@microinjertocapilar360.com

×