Implante capilar barba y bigote

A lo largo de la historia el bigote y la barba han sido considerados como símbolos de la masculinidad por excelencia, denotan virilidad, experiencia, sabiduría e incluso en los últimos tiempos se ha puesto notablemente de moda.

Puede representar bien sea a un profesional ejecutivo o a un joven hípster, pero definitivamente es cada vez más deseada. Ya sea por una razón o por otra, muchos hombres hoy en día buscan tener ese toque distintivo.

Sin embargo, no siempre resulta tan fácil. Cada organismo funciona de diferente forma y una gran cantidad de hombres presenta problemas en la densidad de su barba y bigote.

Afortunadamente esto ya no es un problema porque existe el trasplante de pelo facial, un tratamiento al que cada vez más hombres recurren dentro del creciente mundo de la cosmética masculina. Los lampiños por naturaleza están llenando los consultorios de medicina estética con la solicitud de una nueva barba y bigote.

¿Cómo se realiza esta intervención?

El trasplante de vello facial se suele realizar, de media, entre dos y seis horas, dependiendo de cada caso y las unidades foliculares requeridas. Normalmente el pelo a injertar se toma del cabello de la parte de la nuca del paciente. Se aplica para ello anestesia local además de un sedante por administración oral, por lo que la intervención es practicamente indolora, al igual que el proceso de recuperación.

El procedimiento inicia con la extracción de los cabellos, que llevará al menos una hora o mas si se necesita recontruir una barba completa. Posteriormente se subdividen los folículos de los cabellos dos o tres partes, la mayoría del pelo injertado en esta zona suele ser de normal de unidades foliculares de uno a dos pelos, para luego pasar al trasplante, durante el cual se realiza implantación con implanter de 0.64mm y 0.8mm que nos permitirán hacer una implantación teniendo en cuenta la dirección del pelo, la densidad que queremos obtener, dando mas naturalidad.

Este procedimiento, que se ha vuelto muy popular en las principales ciudades del mundo, consiste en la restauración del cabello en el área del bigote, la barba (extendida a la zona de las mejillas) y también en las patillas con la finalidad de poblar estas zonas con vello donde no crece, y también en muchos casos para ocultar cicatrices o marcas en la piel del rostro.

Los cabellos que se utilizan para dichos trasplantes son vellos naturales provenientes del cuero cabelludo de la propia persona, y para lograr un aspecto más natural se trasplantan en la dirección original de crecimiento del vello.

Posoperatorio y resultados

Tras los primeros días después de la intervención se pueden formar unas pequeñas costras en la zona donde se realizó el trasplante, alrededor de los vellos, sin embargo tan solo 24 horas después de la operación los pacientes pueden retomar sus actividades cotidianas. Pasados los 7 dias las costras han caído en la mayoría de los casos.

En algunos casos puede darse un poco de inflamación o enrojecimiento de la zona de donde fue extraído el pelo.

La mayor ventaja de este tratamiento, no solamente radica en la parte estética, sino en su larga duración. La barba y bigotes implantados lucirán como cualquier otros, se caerá y volverá a crecer, pueden ser afeitados o cortados y volverán a salir de la forma natural.

Se recomienda que los vellos faciales que crecen después del trasplante no se recorten durante los primeros 15 días tras el procedimiento. Por otra parte, en el caso del afeitado se recomienda esperar al menos 3 meses para usar maquina con la finalidad que las células estén ya bien adaptadas a la zona se realizó el implante.

Antes de tomar la decisión de someterse a esta técnica, es sumamente necesario consultar con un profesional especialista en la materia como es el caso de los profesionales de MC360, por eso le recomendamos que nos llame y acuda a una primera consulta informativa gratuita donde podremos valorar su caso y ofrecerle la solución que mejor se adapte a sus necesidades.

Fases de realización del injerto de barba y bigote

1. Rasurado de la zona donante

El pelo de la zona donante debe ser rasurado, dejándolo con un largo aproximado de 1 ó 2 mm. El rasurado de la zona donante es imprescindible para realizar la extracción FUE.

2. Aplicación de anestésia local

El paciente se coloca boca abajo en la camilla. En la región donante se aplica anestesia local, por lo que el paciente permanece despierto y consciente durante todo el procedimiento.

3. Extracción de las unidades foliculares

Las unidades foliculares se extraen de la zona donante con punch de 0,8 mm a 1 mm de diámetro.

Los injertos se seleccionan, se revisan y se colocan para ser posteriormente injertados. Se ordenan por número de folículos que componen cada unidad folicular y se dejan en reposo bañados en una disolución con suero fisiológico hasta que llegue el momento de su implantación.

4. Realización del injerto de las unidades foliculares

El procedimiento de injerto se realiza igual que con la técnica FUT.

Se realizan los orificios por donde se van a injertar los folículos, teniendo en cuenta varios aspectos de los que dependerá un resultado con la mayor densidad posible y la máxima naturalidad.

Contacto

La finalidad de los datos recogidos en el presente formulario es la de contactar con usted para informarle acerca de nuestros tratamientos.

Clínica MC360

Paseo del Pintor Rosales 76, Madrid

+34 911 011 340

+34 676 411 153

pacientes@microinjertocapilar360.com

×