Uso del zafiro en un injerto capilar: Beneficios para el resultado final

Cuando nos informamos sobre el trasplante capilar, empezamos a conocer bastantes diferencias que ayudan en mayor o menor medida en la intervención. Un ejemplo de ello es el uso del zafiro en un injerto capilar, cada vez más solicitado a la hora de realizar este tipo de operación.

Recuperar el pelo es mucho más cómodo y sencillo con la punta de zafiro, haciendo que cada vez haya más personas que se decantan por esta solución en vez de por la aparatología tradicional de acero inoxidable. Aun así, esta se sigue usando habitualmente en un injerto capilar.

 

Bisturí zafiro injerto capilar FUE

¿Qué es la punta de zafiro en un injerto capilar?

Podemos decir que la punta de zafiro en un injerto capilar es una hoja de bisturí de cristal, muy fina y afilada. Puede ser de diferentes tamaños y se utiliza la más adecuada dependiendo del grosor del cabello de cada paciente. De forma habitual se lleva utilizando las hojas de acero inoxidable, pero cada vez son más las personas que se decantan por la técnica con zafiro. 

Esto se debe a que, al tener cuchillas mucho más finas, la microincisión realizada – donde luego se implantarán las unidades foliculares – es mucho más exacta, lo que permite que también la profundidad de la incisión esté más medida.

¿Qué se consigue con la punta de zafiro en microinjertos capilares?

El uso del zafiro en un injerto capilar cada vez está cada vez más extendido por todo lo que se consigue usando esta aparatología. Básicamente, la forma de utilizar el zafiro permite ganar densidad, mejora la cicatrización y consigue que se sangre menos.

Al influir directamente sobre el resultado final del injerto capilar, cada vez son más las personas que se decantan por el uso de este tipo de aparatología. Al venir a tu primera consulta sobre el injerto capilar, nuestro equipo de asesores te explicará todas las opciones y qué puede ofrecerte cada una de ellas.

En comparación con la hoja de acero ¿por qué deberías elegir la punta de zafiro?

Los resultados finales son más naturales, es decir, se consigue una mejor angulación de la primera línea de implantación y mayor densidad capilar en los resultados del microinjerto capilar.

Favorece el proceso de cicatrización y disminuye la producción de costras. Además, al permitir una incisión más exacta, podemos trabajar sobre las áreas con cierta densidad capilar, disminuyendo el riesgo de dañar estas unidades foliculares existentes.

Beneficios del uso del zafiro en un injerto capilar

A la hora de hablar del uso del zafiro en un injerto capilar, es interesante mencionar todos los beneficios que ofrece para la intervención y que hacen que cada vez más gente se decante por este tipo de aparatología.

A continuación, te contamos los beneficios de usar la punta de zafiro en tu trasplante capilar:

Menor tiempo de cicatrización con la técnica FUE zafiro

La punta de zafiro, al conseguir introducir la unidad folicular en una posición más correcta, hace que cicatrice con mayor facilidad. El injerto agarra antes, por lo que también hay menos costras que se formen. Produciendo menor traumatismo en la piel.

Esto es importante porque, cuanto menos costras haya, mejor será el posoperatorio. La formación de costras, aunque es inevitable que ocurra, puede afectar al resultado, incluso haciendo que perdamos alguna unidad folicular.

Mejor posición de la implantación en el injerto capilar con zafiro. Incisiones más precisas y pequeñas.

A la hora de hablar del uso del zafiro en un injerto capilar, también es interesante mencionar cómo ayuda a mejorar la posición de la implantación. Esta aparatología ayuda también a conseguir un mejor resultado. Permitiendo angular correctamente las unidades foliculares en el momento de la implantación.

Mayor densidad posible con el microinjerto capilar con zafiro. Se logra mayor número de incisiones por cm2

Esta aparatología también ayuda a proporcionar unas incisiones más juntas en el injerto capilar. Esto hace que el resultado quede lo más natural posible, mejorando también la densidad del mismo.

 

Zafiro injerto capilar

Menor posibilidad de daño de la unidad folicular al realizarse un injerto capilar con zafiro

En el caso de tener pelo previo, el zafiro permite que podamos aproximarnos mucho más a cada una de estas zonas sin que esto signifique que se dañe. Por tanto, todo es mucho más exacto.

Al igual que los puntos anteriores, también influye mucho la experiencia previa del cirujano. Contar con especialistas en medicina capilar como los que hay en MC360 es una garantía de que esta parte del proceso se va a realizar de la forma más estética y cómoda posible.

Menor sangrado durante la cirugía capilar

Uno de los puntos buenos del zafiro es que también hace que sangremos menos. Hay que especificar que no es que sangremos menos como tal, ya que esto también varía en función del paciente, pero sí es cierto que la incisión más exacta y pequeña ayuda a reducir el sangrado. Esto, en general, es beneficioso para el resultado del injerto capilar y para conseguir una mejor densidad.

Las costras posteriores son menores en el postoperatorio del injerto capilar

Relacionado con el punto anterior, también se consiguen menos formación de costras al haber un menor sangrado. Al tener menos costras, la recuperación del injerto capilar y el resultado obtenido es mejor.

Reduce el tiempo total de la cirugía capilar

El empleo del bisturí de zafiro consigue reducir el tiempo total de la operación debido a la precisión de este instrumental.

Transplante capilar: Recupera tu pelo en MC360

El injerto capilar, también llamado en ocasiones trasplante capilar o implante capilar, es la única forma actualmente que consigue que recuperemos el pelo en aquellas zonas donde se ha perdido. 

Hay otros tratamientos que pueden evitar la caída del cabello pero, no recuperarlo. La diferencia es que ninguno de ellos hace que crezca el pelo en las zonas donde se ha perdido, al contrario de lo que sí ocurre con el trasplante capilar.

El injerto capilar con la técnica FUE, al extraer las unidades foliculares de la zona donante e implantarlas en la receptora, escogiendo las unidades foliculares que no están afectadas por la alopecia androgenética, conseguimos restaurar de por vida la densidad capilar en un área donde se ha perdido por completo.

Todo el proceso es muy poco invasivo, no dejando cicatrices visibles una vez pasa el proceso posoperatorio. La intervención como tal es indolora, siendo el momento más doloroso el de la anestesia. Por esa razón, ofrecemos un servicio de preanestesia que reduce al mínimo el dolor de la anestesia.

Los resultados finales del injerto capilar se aprecian al año, aunque a los seis meses veremos los primeros resultados. En el caso de la coronilla, puede extenderse hasta los 18 meses.

Consigue tu diagnóstico capilar sin coste

¿Tienes dudas sobre el injerto capilar o quieres contarnos tu caso? En MC360 disponemos de un equipo altamente cualificado que estará encantado de atenderte. Nuestro teléfono de atención al paciente sirve de canal para resolver todas tus dudas; además, a través del mismo puedes reservar tu cita para diagnóstico y asesoría sin coste.

Este primer diagnóstico sirve para determinar cuántas unidades foliculares pueden implantarse sin afectar a la forma donante, así como si se es apto o no para realizar el injerto capilar. ¡Te esperamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Dr. Gómez

Adjunto a Dirección Médica

 
Información destacada:
2019-2020. Máster internacional en trasplante capilar con técnica FUE. UCAM
2018- 2019. Master Medicina Estética. Universidad Rey Juan Carlos.
2011-2015 MIR Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria.
2004-2010 Licenciado en Medicina. Universidad Complutense de Madrid.
Call Now Button