¿Qué es el Shock Loss después de un injerto capilar? Todo sobre los primeros meses
MC360

Tras el injerto capilar, el primer mes es normal que veamos el pelo injertado y sintamos que ya va a crecer poco a poco sin que tengamos que preocuparnos más. Entonces, un día de golpe, el cabello empieza a caer sin más… ¿Qué ha pasado? ¿He perdido el pelo? ¿Volverá a crecer? El Shock Loss después de un injerto capilar es uno de los procesos que más suelen preocupar, sobre todo por el cambio que supone. De golpe volvemos a estar igual que antes de la intervención, lo que puede provocar un cambio brusco pero pasajero.

Aun así, este proceso es totalmente normal y necesario, producido por la propia intervención. Dura unas semanas y después el cabello crecerá con normalidad, ¡te contamos todo lo que debes de saber sobre el Shock Loss!

¿Qué es el shock loss después de un injerto capilar?

¿Qué es el Shock Loss después de un injerto capilar?

Alrededor de un mes más tarde del injerto capilar es normal que empecemos a notar cómo el cabello cae. Esta caída del cabello suele afectar sobre todo a la zona receptora, pero también puede verse reflejada en la zona donante.

Es decir, el Shock Loss después de un injerto capilar también puede afectar al pelo nativo, aunque es menos común que ocurra; al contrario, el pelo injertado es lo más habitual que se caiga.

La caída del cabello provocada por el Shock Loss suele durar unas dos semanas, y luego tardaremos otras dos en ver cómo deja de notarse el mismo. Esto significa que podemos decir que el Shock Loss después de un injerto capilar dura alrededor de un mes, aunque depende de cada caso. Hay Shock Loss que ocurren antes y otros que ocurren más tarde. También hay casos que duran más tiempo que otros.

Lo que tenemos que tener claro es que es un proceso totalmente normal que debe de ocurrir, y que es una reacción propia del organismo después del injerto capilar. Una vez pase el cabello injertado y el nativo crecerá con total normalidad sin que tengamos que preocuparnos. Sólo un porcentaje muy bajo de pacientes no tiene el llamado Shock Loss.

La importancia del posoperatorio después de un injerto capilar

Después del injerto capilar es muy importante seguir las normas posoperatorias indicadas por el equipo. Estas normas nos indican qué debemos hacer en cada fase después de un injerto capilar, y también nos explican qué va a ocurrir en cada una de ellas.

Seguir las normas dadas por el equipo nos ayudará a no preocuparnos por la llegada del Shock Loss. Además, el posoperatorio después de un injerto capilar influye notablemente en el resultado de un injerto capilar; por esa razón, todo esto hace que sea tan importante seguir las normas que nos indiquen.

Cómo crece el pelo después de un injerto capilar

¿Cómo crece el pelo después de un injerto capilar?

Además de qué es el Shock Loss después de un injerto capilar, es normal que nos surjan dudas sobre cada una de las fases después de la intervención. Una de las preguntas más comunes es cómo crece el pelo después de un injerto capilar y cuándo se ven los resultados.

A continuación, te explicamos paso a paso cómo crece el pelo después de realizarnos un injerto capilar:

Primer mes después de un trasplante capilar

El primer mes después del injerto capilar es cuando más tenemos que seguir las normas posoperatorias después de un trasplante capilar. Durante este tiempo tendremos que seguir los pasos indicados para los primeros días del injerto capilar, el descostrado y la revisión del primer mes después de la intervención.

Shock Loss después de un injerto capilar

Alrededor del mes, aunque puede ser antes o incluso después, ocurre el llamado Shock Loss. En este momento el cabello se caerá, muchas veces tanto el injertado como el nativo. Este proceso de caída suele durar unos quince días y, una vez finalice, el cabello empezará a crecer con total normalidad.

Medio año del injerto capilar

A los seis meses del injerto capilar ya veremos los primeros resultados del mismo. No son los resultados finales, pero ya notaremos una importante ganancia de densidad en nuestro cuero cabelludo. Medio año después de la intervención los resultados están al 50%, por lo que todavía queda camino por delante para ver los resultados finales.

Un año después del injerto capilar

Se puede decir que los resultados finales del injerto capilar son al año. Es entonces cuando veremos cómo es el resultado final, sobre todo en la parte frontal. En el caso de la coronilla, al ser una zona donde el riego es más lento, los resultados tardan unos meses más en verse.

Aun así, al año ya luciremos prácticamente por completo pelazo y, en el caso de no haber necesitado un injerto capilar en la coronilla, ya podremos decir que el proceso ha terminado por completo.

18 meses después de un injerto capilar

En el caso de las cirugías capilares de coronilla, los resultados finales son alrededor de los 18 meses. Esto se debe a que aquí el riego sanguíneo es menor, motivado por ejemplo por ser la zona donde solemos apoyar la cabeza al dormir. 

A los 18 meses la coronilla estará poblada y podremos comprobar que los resultados son exitosos y pueblan por completo la zona.

¿Siempre hay Shock Loss después de un injerto capilar?

Si nos preguntamos si el Shock Loss después de un injerto capilar siempre ocurre, lo cierto es que sí. Hay un porcentaje muy bajo de posibilidades de que no ocurra, pero lo habitual es que pase. 

Que ocurra el Shock Loss es totalmente normal y parte del proceso, por lo que no es algo de lo que tengamos que preocuparnos. Es algo que ocurre y tiene que ocurrir para que el cabello crezca con normalidad después.

Que no ocurra el Shock Loss después de un injerto capilar se ve en contadas ocasiones y no es lo habitual.

¿Me tengo que preocupar si tengo Shock Loss?

Sabemos que el Shock Loss después de un injerto capilar es algo que suele preocupar, pero no debe de hacerlo. Aunque veamos que el cabello cae, no vamos a perder el pelo injertado.

Esto se debe a que durante el Shock Loss perdemos el cabello, pero no las unidades foliculares implantadas. La unidad folicular se mantiene, y de ella crecerán los folículos pilosos, por lo que el cabello volverá a crecer con normalidad una vez pase esta etapa.

A las semanas el cabello crecerá y dejaremos de ver los huecos que deja el Shock Loss. Es entonces cuando lo único que toca es esperar y ver cómo crece nuestro injerto capilar.

Tipos de injerto capilar

Tipos de injerto capilar

¿Ocurre el Shock Loss después de un injerto capilar en todos los tipos de injerto? Sí, independientemente de la técnica que usemos el organismo responderá a la intervención produciendo el Shock Loss. 

Después de esto el cabello crecerá con normalidad, pero aun así es interesante conocer todos los tipos de injerto capilar que podemos encontrar. Esto nos ayudará a encontrar el tipo de injerto capilar que mejor se adapte a nuestro caso particular.

Técnica FUE

Dentro del injerto capilar una de las técnicas más novedosas que podemos encontrar es la técnica FUE. Esta técnica extrae una a una las unidades foliculares de la zona donante para implantar después en la zona receptora. Esto permite que sea una técnica mucho menos invasiva y con un posoperatorio mucho más cómodo. No deja cicatriz visible, por lo que podremos cortarnos el pelo como queramos una vez termine el proceso posoperatorio.

Injerto capilar sin rapar

Dentro de la técnica FUE podemos encontrar la versión DHI, que permite no tener que rapar la zona receptora. Sólo se rapa la zona donante en una especie de “ventanita” o “flap” de donde se extraen las unidades foliculares necesarias.

Este tipo de injerto capilar utiliza una aparatología distinta llamada “implanter” que permite realizar las incisiones a la vez que se implantan las unidades foliculares, de forma que no se tenga que acortar el cabello que tenemos.

Técnica FUSS

Anteriormente era una técnica muy extendida, aunque cada vez se usa menos. Esto se debe a que la técnica FUSS extraía una tira del cuero cabelludo del paciente, y es de ahí de donde se extraen las unidades foliculares necesarias.

Esto hace que el paciente conserve una pequeña cicatriz después de la intervención y del posoperatorio, lo que puede darnos problemas a la hora de cortarnos el cabello tal y como queremos.

Tu diagnóstico capilar en MC360

¿Estás pensando en realizarte un injerto capilar y quieres saber más sobre este tipo de intervención? En MC360 somos especialistas en medicina capilar y estaremos encantados de ver tu caso de cerca y que nos cuentes tu caso.

A través de nuestro teléfono al paciente podemos resolver todas tus dudas al respecto y puedes solicitar tu cita para asesoría y diagnóstico sin coste. Esta asesoría puede ser a distancia o presencial, al igual que el diagnóstico.

Este diagnóstico sirve para determinar cada caso de forma personalizada, así como el número de unidades foliculares que pueden implantarse sin dañar la zona donante.

Resuelve todas tus dudas sobre tu salud capilar

Ya sea antes o después del injerto capilar, en MC360 estamos a tu alcance para resolver todas las dudas que puedan surgir sobre el injerto capilar. En MC360 te acompañamos durante todo el proceso para que sea lo más cómodo posible, resolviendo cualquier duda que pueda surgir. ¡Ante cualquier pregunta, contáctanos sin compromiso!

2 Comentarios

Pingbacks

  1. […] comienzan a caerse de un día para otro y ahí es cuando nos damos cuenta de que hemos entrado en la fase de Shock Loss. Sabemos que esta etapa del proceso puede ser dura porque supone volver a vernos con zonas calvas […]

  2. […] La tranquilidad, el buen humor y la paciencia son claves sobre todo cuando llega la fase de Shock Loss en donde veremos cómo el pelo injertado, e incluso el nativo, se […]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Call Now Button

Dr. Gómez

Adjunto a Dirección Médica

 
Información destacada:
2019-2020. Máster internacional en trasplante capilar con técnica FUE. UCAM
2018- 2019. Master Medicina Estética. Universidad Rey Juan Carlos.
2011-2015 MIR Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria.
2004-2010 Licenciado en Medicina. Universidad Complutense de Madrid.