Uno de los asuntos más comentados en relación a las formas de cuidar el cabello y mantenerlo sano es, sin lugar a dudas, el riesgo que supone para el pelo usar planchas y secadores. Muchas personas son conscientes de ello y, por eso, recurren a productos indicados para proteger y mantener la hidratación del cabello. Entre ellos se encuentran los demandados protectores térmicos, pero, ¿son realmente efectivos? woman in black tank top holding her hair

Fuentes de calor: ¿Cómo afectan a nuestro pelo?

Antes de profundizar en los beneficios reales de los protectores térmicos, es importante conocer cómo influyen las fuentes de calor extremo en nuestro pelo.

Cuando hablamos de fuentes de calor nos estamos refiriendo, generalmente, al uso de instrumentos de peinado tales como planchas, secadores de pelo o tenacillas. Recurrir a ellos para lograr el peinado que deseamos no es dañino para el cabello, sin embargo su uso prolongado y en exceso puede terminar perjudicando la salud capilar provocando deshidratación e incluso rotura del pelo.

Por otra parte, el sol también puede considerarse fuente de calor ya que las altas temperaturas que tenemos en verano puede derivar en problemas de sequedad y deshidratación. Por ello, es aconsejable seguir con una serie de recomendaciones para cuidar el cabello en verano.

¿Qué son los protectores térmicos?

Los protectores térmicos son productos de cosmética que pueden encontrarse en cualquier comercio. Son muchas las marcas que lo comercializan debido a su alta demanda ya que prometen proteger el pelo contra las agresiones externas que provengan de fuentes de calor extremo.

En cuanto a los formatos en los que pueden encontrarse, los protectores térmicos pueden aparecer en forma de sprays, aceites, mousse, sérums o cremas de peinado. clear drop

Funciones de los protectores térmicos

La función principal de los protectores térmicos se centra en, como su nombre indica, proteger la estructura del cabello del calor extremo. En este sentido, aplicarse un poco de este producto antes de usar planchas o secadores minimizaría el daño producido por estos instrumentos de peinado.

No obstante, hay que resaltar que no todos los protectores térmicos son iguales. Como ocurre con cualquier producto cosmético, cada uno está indicado para un tipo de cabello y cumple con una determinada función. De esta forma, existen los protectores térmicos indicados para cabellos apagados, frágiles, rizados, normales etc. Aunque todos se definan como protectores térmicos, su composición química les atribuye unas propiedades particulares destinadas a tratar un tipo de cabello en específico.

¿Son beneficiosos para el cabello? ¿Funcionan realmente?

Tras conocer qué son y para qué sirven los protectores térmicos nos puede asaltar una pregunta, ¿funcionan realmente o son completamente innecesarios? ¡Desde MC360 te damos la respuesta!

Los protectores térmicos capilares sí actúan reduciendo el daño provocado por planchas o secadores aunque no lo eliminan por completo. Por lo tanto, su uso es aconsejable aunque no estrictamente necesario, puesto que para evitar la deshidratación del cabello también pueden seguirse otra serie de pautas y recomendaciones. No obstante, el uso de protectores térmicos es efectivo cuando su aplicación es la adecuada. ¿No sabes cómo aplicarlos? ¡Sigue leyendo!

¿Cómo se deben usar los protectores térmicos?

Este tipo de productos pueden usarse de diferentes formas en función de las necesidades específicas de cada uno, así como del formato del protector térmico en cuestión. Generalmente, se debe aplicar una pequeña cantidad incidiendo en medios y puntas al salir de la ducha con el pelo húmedo y proceder al secado habitual. Por otra parte, si la fuente de calor es una plancha, se recomienda aplicarlo con el pelo seco priorizando las puntas antes de proceder al planchado.

Uso de protectores térmicos después de un injerto capilar

El posoperatorio de un injerto capilar es un proceso delicado en el que resulta fundamental el cumplimiento de las indicaciones médicas ya que de ello dependerá, en gran media, el éxito de los resultados.

Durante este tiempo, únicamente se podrán utilizar los productos recomendados por los profesionales por lo que el uso de protectores térmicos tras un injerto capilar está contraindicado. No obstante, para resolver todas las dudas que puedan surgir durante el proceso no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Estaremos encantados de atenderte!

Cuidados después de un injerto capilar

Tras una intervención de injerto capilar es fundamental cumplir con las indicaciones posoperatorias ya que de ello dependerá, en gran medida, el éxito de los resultados. Como hemos mencionado anteriormente, el uso de protectores térmicos y secadores de pelo están contraindicados, pero ¿qué más cosas se deben tener en cuenta para cumplir las normas posoperatorias? A continuación te detallamos qué es lo que se debe y no hacer en este proceso. No obstante, cualquier duda no dudes en contactar con nosotros, ¡estaremos encantados de atenderte! woman wearing white long-sleeved top

Los tres primeros días

Durante los tres primeros días después del injerto, es importante dormir incorporado para evitar que los líquidos usados durante la intervención bajen a la cara provocando hinchazón en la misma. Además, no hay que agacharse ni tocar la zona.

El consumo de café y té está completamente desaconsejado hasta pasados los dos días de la intervención, así como el tabaco hasta los diez días después. En el caso de no poder dejar esto último, se debe reducir su consumo. Tampoco se puede tomar alcohol mientras se esté haciendo uso de medicamentos.

En la cura de las 24 o 48 horas nuestro equipo de tricología, además de lavar la zona, resolverá todas las dudas y dará las pautas de lavado, así como otra serie de indicaciones, que se deben seguir hasta la siguiente revisión.

A partir del tercer día

Ya llegados al tercer día después del injerto capilar, la zona donante debe lavarse con mucha suavidad sin frotar en exceso. En cambio el área receptora debe limpiarse depositando directamente la espuma del champú muy suavemente sobre los injertos. El agua debe ser templada y el chorro no puede impactar directamente sobre la zona injertada, sino que se debe interponer la mano entre el chorro y la cabeza.

A partir del sexto día

Pasados los seis días de la intervención, los lavados de la zona deben hacerse dando un masaje suavemente empleando la yema de los dedos. Las costras que aparecen durante este tiempo se irán cayendo solas junto al pelo. Esto es un proceso normal, por lo que no hay que preocuparse.

El lavado del pelo ya puede hacerse con normalidad, pero no se debe manipular de forma agresiva con peines, uñas o cascos. En cuanto al uso de gorras y sombreros, para poder llevarlos tienen que ser holgados y anchos para evitar dañar el injerto. Por este motivo se prohíbe el uso de gorros por ajustarse en exceso a la cabeza.

Quince días después de la intervención

Es a los quince días del injerto cuando ya se puede retomar el deporte pero éste debe ser ligero. Aquellos ejercicios que provoquen demasiada sudoración se desaconsejan por completo.

Al mes del injerto capilar

Es en esta etapa cuando se puede hacer vida relativamente normal. A partir del primer mes comenzará lo que se conoce como shock loss, la pérdida del pelo injertado e incluso del nativo, lo que no debe ser motivo de preocupación ya que es un proceso completamente normal y volverá a salir de manera natural.

El uso del Minoxidil puede reanudarse al 2% los primeros meses. A partir del sexto mes, ya se puede volver a las indicaciones pautadas por los profesionales. No obstante es importante consultar con un médico especialista la vuelta a este tipo de fármacos.

A los dos meses ya se puede teñir el pelo, pero no se puede hacer uso de la maquinilla para raparse al cero hasta pasados los seis meses. No obstante, sí se puede rapar la zona donante con normalidad siempre cumpliendo con las pautas médicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Dr. Gómez

Adjunto a Dirección Médica

 
Información destacada:
2019-2020. Máster internacional en trasplante capilar con técnica FUE. UCAM
2018- 2019. Master Medicina Estética. Universidad Rey Juan Carlos.
2011-2015 MIR Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria.
2004-2010 Licenciado en Medicina. Universidad Complutense de Madrid.