Historia de la mesoterapia: ¿Cómo empezó este tratamiento?

Historia de la mesoterapia: ¿Cómo empezó este tratamiento?
MC360

Entre los tratamientos para mantener el cabello, uno de los más comunes es la llamada mesoterapia. Ya anteriormente hablamos de la eficacia de este tratamiento, pero hoy queremos centrarnos en la historia de la mesoterapia y cómo se descubrieron los beneficios que ofrece en el cabello.

Conocer sus orígenes y cómo ha avanzado a lo largo de los años nos ayudará a saber cómo es este tratamiento y por qué funciona para tratar diferentes problemáticas, no sólo el cabello.

Hoy queremos mostraros cómo empezó y cuándo se acuñó su término, entre otra información general que te ayudará a decantarte por este tratamiento junto con otros que ayudan a cuidar nuestro pelo. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es la mesoterapia?

Antes de empezar, es importante conocer qué es la mesoterapia. En general, podemos decir que este tratamiento consiste en inyectar de forma intradérmica, aunque en algunos casos también se realiza de forma subcutánea, diferentes principios activos o fármacos. Esto se hace con el objetivo de tratar ciertos procesos de la piel y de nuestros anejos, entre los que se incluye el cuero cabelludo, para mejorar su estado general. Es importante destacar que la mesoterapia utiliza estos principios activos en dosis bajas, ya que está demostrado que así es como mejor funciona, más que con dosis elevadas.

En general, la mesoterapia es un tratamiento bastante nuevo, por lo que no tenemos que irnos muy lejos para conocer por completo la historia de la mesoterapia y cómo surgió. Esto no significa que no haya numerosos estudios que avalen su funcionamiento para tratar diferentes problemas relacionados con nuestra piel, así como para aportar esa ayuda extra a nuestro cabello.

Hay diferentes fármacos que se inyectan mediante vía intradérmica y que se consideran como parte de la mesoterapia. Es importante la mano de un especialista en este tratamiento, tanto para indicar qué fármacos se suministran en el tratamiento y en qué cantidades como para revisar que no produzcan efectos secundarios.

Historia de la mesoterapia

Como decíamos, la historia de la mesoterapia es bastante nueva, lo que hace que no haya que ir muy lejos para saber cómo empezó este tratamiento mediante inyecciones en el cuero cabelludo. A continuación, te contamos los dos puntos de la historia de la mesoterapia más destacables:

Inicios de la mesoterapia

La mesoterapia comienza por investigaciones de lo más variadas, que hacen que nos vayamos al siglo XVIII, cuando se demuestra cómo ciertos compuestos tienen efectos positivos al inyectarse en la piel.

En esta época no se había creado todavía la palabra “mesoterapia”, pero a inicios del XIX ya existían estudios sobre los efectos positivos de la multipunción, e incluso tratamientos con varias agujas que se inyectaban bajo la piel en el mismo momento.

Entre las curiosidades del beneficio de inyectar sustancias bajo la piel, está el caso de finales del siglo XIX vivido durante el Asedio de París; al haber falta de medicamentos, se inyectaba agua  destilada, descubriendo que tenía efectos analgésicos en los pacientes donde se probó. Una vez terminó la escasez de medicamentos, dejó de utilizarse.  Fue por esas mismas fechas cuando empezó a usarse la llamada “mesoterapia seca”.

Avances de la mesoterapia

¿Cuándo podemos hablar entonces de mesoterapia como tal? El origen de la mesoterapia actual empieza a mediados del siglo XX con Pistor, considerado como el padre de la mesoterapia. Sus estudios comenzaron de manera casual cuando mejoró problemas auditivos intentando solucionar problemas asmáticos. Poco tiempo después, se probó la mesoterapia como tratamiento contra la alopecia. Aun así, hasta la década de los 80 no se reconoce oficialmente este tratamiento como tal.

Contraindicaciones de la mesoterapia

Al igual que gran parte de los tratamientos actuales, existen ciertas contraindicaciones que es importante conocer, sobre todo en relación al uso de fármacos. Por esa razón, es importante consultar con el médico la presencia de alergias a algunos medicamentos.

También tenemos que conocer los posibles efectos secundarios, algunos más frecuentes que otros, que pueden llegar a aparecer y que también debemos de consultar con nuestro médico. Aun así, es un tratamiento seguro con un porcentaje de contraindicaciones bajo. 

Tratamientos de mantenimiento para el cabello

Tratamientos de mantenimiento para el cabello

Además de la mesoterapia, existen otros tratamientos de mantenimiento que es interesante conocer y que son de gran ayuda para cuidar de nuestro pelo y hacer que tengamos una buena salud capilar.

A continuación, os dejamos los tratamientos de mantenimientos para el cabello más comunes que pueden ayudarte a tener el pelazo que siempre has soñado.

Protocolo de Redensificación Capilar

El Protocolo de Redensificación Capilar combina farmacomesoterapia adaptada junto a biofotomodulación y pulso magnético. Esto hace que sea un tratamiento de lo más completo para conseguir cuidar nuestro pelo, haciendo que nos encontremos ante un tratamiento que ayuda a evitar la caída del cabello y fomenta su fortalecimiento.

Plasma Rico en Plaquetas

Además del PRC, existe el PRP, que extrae sangre del propio paciente para conseguir la parte rica en factores de crecimiento del propio paciente e inyectarla. Esto ayuda al crecimiento del cabello y a la regeneración de los tejidos.

Fármacos para el cabello

Actualmente existen fármacos para el cabello que ayudan a mejorar la salud capilar como Finasteride, Dutasteride y Minoxidil. Estos fármacos necesitan de una receta médica, por lo que debe de indicarnos un médico si es lo que mejor va a venir a nuestro cabello.

Injerto capilar en España: La solución definitiva

Aunque es interesante conocer la historia de la mesoterapia, también debemos conocer el resto de tratamiento y soluciones para los problemas capilares que existen. Dentro de todos ellos, el injerto capilar es la solución definitiva para recuperar el pelo en aquellas zonas donde lo hemos perdido.

Mediante la técnica FUE conseguimos recuperar nuestro pelo de forma natural, mediante una técnica poco invasiva que no deja cicatriz visible. En menos de seis meses veremos los primeros resultados, aunque los finales son al año, extendiéndose a los 18 meses en el caso de la coronilla.

¡Resuelve tus dudas en MC360!

Ya sea para un tratamiento de mantenimiento o para el injerto capilar, en MC360 somos expertos en la salud del cabello y estaremos encantados de ver tu caso de manera personalizada. No dudes en consultarnos a través de nuestro teléfono de atención al paciente o poniéndote en contacto con nosotros a través del formulario. ¡Te esperamos!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Call Now Button